Sabiduría Bíblica #1: Lo Que Hablas te Comes!

¿Eres una persona selectiva a la hora de comer? ¿Te preocupa todo lo que entra por tu boca? Haces bien! De otra manera tu cuerpo podría contaminarse y enfermar; pero ¿cómo reaccionarías si te dijera que hay otra forma en la que tu cuerpo podría estarse contaminando ahora mismo?


Presta atención a lo que dice Proverbios 18:20, Una persona se alimenta de sus palabras y se sacia con el producto de sus labios (BLPH). ¿Te comerías una maldición, si pudieras verla? ¿Te servirías un bocado de palabras obscenas, una rebanada de ofensas, o un plato de declaraciones pesimistas, aderezadas con amargura y un cóctel de resentimiento? ¿Te beberías un ponche de quejas con sabor a chisme, o un jugo natural de crítica mezclado con malas intenciones? ¿Te tomarías el café del desaliento matutino?


Lo que hablas te comes! Jesús dijo que lo que sale de la boca contamina al hombre, y es más importante que lo que entra en ella. Es inevitable que tus palabras no tengan un efecto rebote sobre todos los aspectos de tu vida, incluyendo tu salud física, espiritual, y emocional.


Si somos tan selectivos con lo que entra en nuestra boca, ¿por qué no serlo también con todo lo que sale? Recuerda que Dios dijo: Lo que hablas te comes!

Esto es sabiduría bíblica. Que Dios te bendiga hoy!


#elpoderdelaspalabras #controlatulengua #sabiduríabíblica #hablavida